TEAMING : : Unete a nosotr@s por 1 €uro al mes

Paypal


Colabora con DAZ / Haz tu donativo

CiRCoS SIN ANIMALES



¿POR QUÉ CIRCOS SIN ANIMALES?

Circo “tradicional” y circo “moderno”

El circo tradicional es el que utiliza animales, mientras que el circo moderno es el que propone la alternativa de potenciar otras actividades, innovando, y no utilizando esclavos en sus funciones.

Los animales del circo no transmiten los valores de amor hacia ellos ni los de interpretación de su comportamiento y biología. Viven confinados durante toda su vida y obligados a realizar actos antinaturales, por lo que el modelo que enseñan es una versión tergiversada y falsa de la verdadera naturaleza de las especies que son utilizadas en estos espectáculos.
Monos, cabras, elefantes, hipopótamos, caballos, jirafas, tigres, leones…son utilizados como objetos, privándoles de su libertad y obligándoles a realizar ejercicios mediante entrenamientos crueles.

Por lo tanto, los animales del circo no son un patrón educativo para nuestros hijos; ni ético, ni pedagógico en cuanto al conocimiento de las diferentes especies.

Afirmar que el circo no sería nada sin el uso de animales salvajes resta mérito a las artes circenses como acrobacias, equilibrismos, malabarismos, payasos, contorsionismos, y otras habituales de estos espectáculos.

Antropomorfismo y antropocentrismo

El circo es el paradigma del antropomorfismo. El animal es forzado a adoptar atributos humanos (vestidos, tutús, cigarrillos, gafas, etc.), posturas humanas (sentados, de pie), y acciones humanas (aplaudir, de marcha), todo mientras son sometidos al abrumador dominio humano.

Esta paradoja simplemente muestra cuán imposibilitado está el animal de mostrar su verdadera naturaleza. No presentamos a los animales, sino que les disfrazamos, les subyugamos, y les transformamos en “animales de circo”,  como si fueran especies diferentes.

Para disimular estas prácticas coercitivas, los trabajadores del circo utilizan cada vez más el término “educador”, en lugar de “domador”.

Castigo que ignora las necesidades psicológicas

Cada animal necesita desarrollar la gama de comportamientos específicos de su especie, como son los sociales, los antagónicos, los maternales, los relativos a la alimentación, los sexuales, los locomotores y los territoriales.

El comportamiento de unas determinadas especies indica su nivel de bienestar, y este depende de si sus condiciones de vida son apropiadas o no. “Los animales muestran bienestar si se comportan como es normal en su especie”. Por el contrario, se observa malestar si hay ausencia de dicho comportamiento natural.
Sus actividades (y el tiempo permitido para dichas actividades), como limpiarse el pelaje, la interacción social, el marcaje territorial, el movimiento (carrera, salto), la exploración, escarbar el suelo, rodar en la suciedad y polvo, el descanso, etc., son indicadores del bienestar animal.

Los encierros utilizados en los circos inhiben a los animales de manifestar sus comportamientos innatos. A menudo, la formación de grupos sociales es lo más difícil debido a la ausencia de miembros de la misma especie, a la falta de espacio, a las restricciones físicas y al estrés.

La naturaleza transitoria de los circos, por ejemplo su cambio constante de un lugar a otro, también puede tener “consecuencias extremadamente dañinas”:
El estrés puede ser causado por el miedo, especialmente durante el transporte y la descarga.

El medio cambia constantemente, sobre todo el clima, la temperatura, los olores, y todos los demás parámetros medioambientales.

Mantener a los animales encerrados les priva de estimulación y finalmente les aboca a una apatía física (depresión, pasividad y sumisión), y a un comportamiento anormal e incluso neurótico.

Las estereotipias, o la “repetición de los mismos actos una y otra vez, con pocas variaciones y sin ninguna razón o propósito aparente” es una manifestación de estos comportamientos anormales.

Las estereotipias ocurren para compensar:

La ausencia de estímulos externos (raros en cautividad).
La imposibilidad de mantener una distancia necesaria cuando se enfrentan a amenazas externas (el entorno constantemente cambiado, olores, visión, sonidos, vibraciones, etc.).
La imposibilidad de acechar, atacar, y capturar a su víctima.
La imposibilidad de responder con la lucha o con el vuelo.
La imposibilidad de acceder a un área, a un objeto, o a un individuo de la misma especie.
Las estereotipias, tanto si son de deambulación repetitiva (sobre todo en los felinos), o caracterizados por un constante balanceo de la cabeza (elefantes, osos, etc.), son “manifestaciones del fracaso de adaptación al medio, pero que puede ayudar a establecer nuevos estándares para adecuar los lugares que serán su morada a largo plazo.” Nos indican que estamos frente un ser enfermo crónico, e incluso con señales evidentes de un sufrimiento crónico y falta de salud.
También se han observado otros problemas de comportamiento como un exceso de lamido (primates), madres que rechazan a sus hijos después de dar a luz, y la automutilación.

Doma

El ankus (un gancho puntiagudo y afilado) se usa en los circos para obligar a los elefantes a adoptar las posiciones deseadas por el domador. La punta está generalmente cubierta con cintas, para evitar que el público pueda ver lo que hay debajo.
Para los felinos y los primates, los látigos y los palos hacen la función del ankus y se usan para someter constantemente a los animales y  recordarles que serán maltratados si se resisten a actuar.
Probablemente usted habrá notado que durante los espectáculos, el domador de elefantes lleva en la mano una especie de fusta de cuero decorada con una flor en la punta. El domador se acerca al animal, gesticula graciosamente con su mano, y el elefante (como si obedeciera a la flor) se dirige dócilmente al lugar indicado. Pero ninguno de los espectadores sabe que la hermosa flor esconde realmente un gancho de acero que se clavará en la oreja del elefante al menor signo de desobediencia. Esto es así en todos los circos del mundo.

Testimonio exclusivo de Jacques Danglès, un ex domador francés del mayor de los circos.

“Una noche, cuando pasábamos junto a este camión, oímos a los chimpancés gritando dentro. Tuve el poco tacto de mirar, y vi que había puesto un aro donde los habían encadenado y les golpeaban en la cara. Un día le dije: ¡Estás loco¡ Sin embargo, tienes que hacer esto con los chimpancés, si no, no te obedecen.”
“Cuando estuve con Grüss fue lo mismo. Tenían  un pequeño elefante al que golpeaban. Cuando ves a estos tipos en la pista, con una sonrisa de oreja a oreja, piensas: ¡Uau, qué valientes son¡ Pero tenemos que ser conscientes de lo que ocurre realmente antes de estas escenas, incluso con los caballos. Tienen un caballo; ¡uno fantástico! Detrás de las cortinas, golpeaba al caballo en las patas para obligarle a arrodillarse, y justo después, salieron a la pista. Cuando ves todo lo que sucede a escondidas del público, piensas que no puede ser verdad; ¡el show es espantoso!
“Cuando sabes cómo son transportados... llegan a una plaza pública en medio de la noche; se les obliga a no hacer ruido dentro de sus prisiones. Por la mañana, a la hora de la comida, abren la caja y se la tiran. Permanecen fuera con el frío...”
Entrevista filmada, 2007.                                                                                        

Posiciones y comportamientos antinaturales

Elefantes: forzar a un elefante a realizar posturas antinaturales como hacer el pino, ponerse de pie o arrodillarse puede afectar su salud, según el zoólogo del zoo de Viena: “estas posiciones pueden provocar heridas en las articulaciones y en los discos intervertebrales, así como también roturas en las uñas de las patas. Los ejercicios de equilibrismo pueden llevar a un desorden motor en las articulaciones del codo y de la rodilla.
Según A. Kuntze, especialista en elefantes de circo, el hecho de que los elefantes permanezcan sentados, por ejemplo, puede llevar a “un serio problema y posiblemente a la muerte del animal, porque algunos órganos, como los intestinos, la vejiga o el útero, pueden sufrir opresión y necrosis”.
El prematuro desgaste y desgarre de las articulaciones, tendones y extremidades se cree que es el resultado de ejercicios que exigen que los animales permanezcan sobre una pata o formen una pirámide. Lindau confirma que estas posiciones donde se soporta el peso con las patas delanteras pueden provocar cojera y es muy peligroso para las articulaciones de los elefantes jóvenes.

Jirafas: la actuación de las jirafas consiste casi siempre en caminar dando vueltas a la pista. Las jirafas son ungulados gregarios que viven en grupos de varios tamaños y que cubren vastos territorios. Actualmente, las jirafas en los circos están solas, en espacios muy pequeños y a menudo reducido al espacio del contenedor de un camión. Su enorme tamaño hace el transporte particularmente difícil: este animal está literalmente en peligro de “partirse” durante el transporte.

Hipopótamos: en los circos, estos animales caminan alrededor de la pista o los montan los trabajadores del circo.
Los hipopótamos son animales semiacuáticos: el cuerpo del hipopótamo está adaptado para una vida anfibia. Lo demuestran las características de su cuerpo: cuatro patas palmeadas y una cabeza larga y plana, que le ayudan a mantener los ojos, las orejas y los orificios nasales por encima del agua. Sin embargo, la única agua disponible en el vagón es una palangana en el fondo del mismo.
Los hipopótamos necesitan espacio: viajan a través de los pastos en ocasiones hasta 10 kilómetros desde la orilla, especialmente por la noche. Pasan la mayor parte del día en el agua. En los circos, su espacio está restringido en unos pocos metros cuadrados en un remolque o en un pequeño contenedor frente a un camión. Por la noche, estos animales están encerrados, sin posibilidad de moverse
Una especie gregaria: dirigidos por un macho dominante, los hipopótamos viven en grupos de 10 a 100 animales. Los hipopótamos de los circos están solos.

Algunos de los circos que no utilizan animales en sus funciones: Circo Gran Fele, Circo de los Niños, Circo du Soleil, Circo Imperial de China, Nuevo Circo de Shanghai, Circo de Teresa Rabal.

Enlaces de entrenamiento con cámaras ocultas

http://es.youtube.com/watch?v=5zDfEaYaI08&feature=related
http://es.youtube.com/watch?v=MdH4eU0zo7M
http://es.youtube.com/watch?v=x-fTJQOfjqg&feature=related
http://es.youtube.com/watch?v=j2SGsp4UY8A&feature=related
http://es.youtube.com/watch?v=1Uf1rh2o5j4&feature=related

1 comentario:

  1. Sois una asociación genial. Mis aplausos desde Barcelona.

    Un abrazo

    ResponderEliminar